Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a este domínio está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de privacidad.
Aceptar

CERTIFICACIÓN ENERGETICA OBRA NUEVA

¿Que es la certificación energética?

La certificación energética de un edificio, es el proceso por el que se verifica la calificación de eficiencia energética obtenida por el mismo. Calcula el consumo anual teórico de energía necesaria para satisfacer la demanda energética del inmueble en unas condiciones climatológicas usuales para la zona donde se encuentre y unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación.

La certificación energética del edificio o parte del mismo incluye la calefacción, refrigeración,  ventilación y producción de agua caliente sanitaria, añadiéndose la iluminación en caso de edificios terciarios (oficinas, locales, etc..).

La calificación energética de viviendas y edificios de obra nueva es un valor de una escala de siete niveles entre la letra A y la E, donde la nota A corresponde al mayor nivel de eficiencia energética. Los procedimientos de cálculo permiten comparar de forma objetiva los edificios con uno de referencia y determinar así cual es más eficiente desde el punto de vista del consumo energético. Reducir las emisiones de CO2 y el consumo energético global son los objetivos finales perseguidos el sector de la edificación; según fuentes de IDAE, en España los edificios consumen el 30% de la energía total consumida en el país.

El fin de la certificación energética es la expedición de un certificado energético y la asignación de una etiqueta de eficiencia energética. Será suscrito por técnicos certificadores que estén en posesión de la titulación académica y profesional habilitante para realizar la certificación energética.

Un certificado energético tendrá una validez de 10 años desde la fecha de su emisión, pudiéndose renovar anticipadamente si el inmueble objeto de la calificación ha sufrido mejoras que mejoren su calificación energética.

 

Obligatoriedad

La Certificación Energética de edificios es un requisito legal (RD 47/2007) que tienen que cumplir todos los edificios de nueva construcción y modificaciones, reformas o rehabilitaciones de edificios ya existentes con una superficie útil superior a 1.000 m2 donde se renueve más del 25% del total de sus cerramientos.

El Real Decreto obliga a calificar las nuevas construcciones (residencial y terciario) con una etiqueta que informe a los compradores del grado de eficiencia del edificio.

Asimismo, el Código Técnico de la Edificación, en sus documentos Básicos HE Ahorro de Energía, obliga al cumplimiento de unos requisitos mínimos de eficiencia energética en lo referente a la demanda energética del edificio (HE1), las instalaciones de climatización (HE2), la iluminación (HE3), la energía solar térmica (HE4) y la solar fotovoltaica (HE5).

 

Proceso de certificación

El objetivo es que cada edificio disponga de una etiqueta con su calificación energética y en la que se incluya su demanda estimada de energía y las emisiones de CO2 asociadas.

Para poder obtener la calificación energética de los edificios se realizan los siguientes procesos:

Fase de Proyecto:

- Verificación de los requisitos de ahorro de energía del Código Técnico de la Edificación DB HE.

- Calificación Energética del Edificio.

- Emisión de los informes correspondientes y certificados de LIDER y CALENER.

Durante la Ejecución del Edificio:

- Visitas a obra para comprobar que las unidades de obra se ajustan a lo indicado en proyecto: cerramientos, huecos, instalaciones térmicas.

- Informes correspondientes a las inspecciones “in situ”.

Edificio Terminado:

- Realización de las pruebas e inspecciones finales.

- Emisión de los informes correspondientes y certificado de CALENER del edificio terminado.

El cálculo se realiza a partir del proyecto ejecutivo facilitado por la dirección facultativa del edificio, donde constan todos los materiales, sistemas y elementos que se van a utilizar en la construcción del eficifio a certificar. Una vez procesada toda la información se llega a la Calificación Energética de Proyecto que se deberá registrar en el organismo oficial competente y se deberá adjuntar a la documentación de proyecto para solicitar la licencia de obras mayores.

Una vez termine la obra, se deberá inspeccionar el edificio terminado para certificar que los materiales, sistemas y elementos de proyecto usados para el cáculo han sido los implantados en el edificio construido, si fuera así se emitiría la Calificación Energética definitiva igual a la de proyecto, en el caso que los materiales, sistemas o elementos no fueran los mismos que los de proyecto, se realizaría una nueva calificación del edificio para asignarle la calificación real del mismo tanto si fuera por debajo o por encima de la obtenida en proyecto.

 

Certificación segura

Desde efinmo creemos que para realizar un mejor control sobre el uso de materiales utilizados en la construcción del edifico, se han de realizar visitas de obra intermedias para poder certificar la utilización de los materiales de proyecto que en algunas situaciones quedan escondidos dentro de soluciones constructivas muy difíciles de comprobar con el edificio terminado.

La razón de las visitas intermedias radica en la posibilidad de asegurar que el edificio se ha realizado de acuerdo al proyecto de obra, y que su calificación energética ha sido comprobada durante todo el proceso constructivo. Dando seguridad a la calificación energética y al edificio construido.

меня зовут эрл